Declaratoria de Interés Nacional Bloques 31 y 43 ITT

Hasta el 15 de agosto del 2013 solo se reportaron un total de USD 11'321.172,00 depositados en el Fideicomiso Internacional, lo que representa apenas el 0,31% de los tres mil seiscientos millones de dólares de los Estados Unidos de América que debían recogerse a lo largo de 13 años, mientras que el Fideicomiso Nacional apenas reportó una suma de 2´041.341,10, es decir apenas el 2% del umbral mínimo de cien millones de dólares de los Estados Unidos de América que se había establecido en los términos de referencia del Fideicomiso hasta el 2011.

Considerando lo exiguo de los montos recaudados en cinco años de vigencia de la Iniciativa Yasuní ITT, se define a la misma como ineficaz, y se concluye que los derechos de la naturaleza y de los ciudadanos a vivir en un ambiente sano, no se garantizarían en caso de que continúe la Iniciativa, por lo que mediante Decreto Ejecutivo N° 74 del 15 de Agosto del 2013 se derogaron los Decretos Ejecutivos N° 847, todos los relacionados a la Iniciativa Yasuní – ITT y cualquier otra disposición que se oponga al mencionado Decreto, además de disponer las acciones necesarias para el finiquito de la Iniciativa Yasuní ITT y el programa Fondo Yasuní.

En el Decreto del 15 de agosto de 2013, el Presidente de la República anunció que finiquitaría el fideicomiso y la Iniciativa Yasuní ITT, especificando que solamente el 1 por mil de esta reserva se vería afectado con una potencial explotación de crudo, obteniendo cerca de 18 mil millones de dólares.

El 23 de agosto de 2013, el Presidente de la República envió a la Asamblea Nacional la solicitud de declaratoria de interés nacional para la explotación petrolera de los bloques 31 y 43 dentro del Parque Nacional Yasuní, la misma que fue respaldada por los respectivos informes generados por El Ministerio Coordinador de la Política Económica, Ministerio de Recursos Naturales y No Renovables, Ministerio de Justicia, Derechos Humanos y Cultos y Ministerio del Ambiente. La solicitud fue discutida y aprobada en primer debate por la Asamblea Nacional a través de la "Resolución de declaratoria de interés nacional de la explotación petrolera de los bloques 31 y 43 dentro del Parque Nacional Yasuní" el 20 de septiembre de 2013 y en segundo debate el 3 de octubre de 2013.

Finalmente, con fecha 4 de octubre de 2013 la Asamblea Nacional resolvió "Declarar de Interés Nacional la explotación de los Bloques 31 y 43, en una extensión no mayor al uno por mil (1/1000) de la superficie actual del Parque Nacional Yasuní, con el propósito de cumplir con los deberes primordiales del Estado; garantizar los derechos de las personas, las colectividades y la naturaleza, para alcanzar el Buen Vivir o Sumak Kawsay".

Ver Resolución Asamblea Nacional

La resolución de la Asamblea también contempla excluir de esta Declaratoria de Interés Nacional, la realización de actividades extractivas en la Zona Intangible Tagaeri-Taromenane, delimitada mediante Decreto Ejecutivo N° 2187, publicado en el Registro Oficial 01 de 16 de enero de 2007.

Por otro lado, esta resolución también decreta el garantizar que los recursos que se obtengan por la explotación de los Bloques 31 y 43 se destinen a la transformación de la matriz productiva, que permita superar las debilidades de nuestra economía primaria exportadora; y por ende, utilizar los recursos provenientes del extractivismo para salir del extractivismo. Se plantea que los recursos generados con la explotación de estos bloques se prioricen en educación, investigación, ciencia y tecnología, bioconocimiento y biotecnología.